5 grandes consejos que todas las madres deberían saber

Captura de pantalla 2015-11-18 a las 15.05.23

Aún antes de siquiera pensar en ser madre, recibes consejos de todo el mundo. Cuando menos lo esperas, hay quienes comparten sus experiencias o sabiduría. Realmente creo que estas son las palabras más sinceras que se pueden decir. Aquellas que no son planeadas, y que vienen del corazón, no porque la circunstancia solamente lo amerita.

1. No dejes de lado lo que eres, ni lo que te gusta

No por ser madre debes olvidarte completamente de ti. Será difícil, y en la práctica no sabrás cómo hacerlo. Pero seguirás siendo tú: mujer, enamorada, trabajadora, con todos tus gustos y características. Tienes que hallar la manera de compatibilizarlo todo, y hacer que, de a poco, vaya funcionando.


2. No tengas hijos hasta que estés dispuesta a ceder de tu tiempo

Nadie dice que debes ser una madre que se queda en casa. Pero verlos crecer es algo que sucede una sola vez, y si estás demasiado ocupada, a veces bajan las culpas por no estar en todo momento, siempre presente. Hasta que te sientas capaz de dejar de lado lo que hagas, para darles prioridad, no lo hagas. Puede sonar egoísta, pero es la mejor decisión.


3. No dejes de lado lo que te apasiona por presión

Por otro lado, siempre tienes que tener un “algo” que sea tu cable a tierra. Algo que una el quién eres, con el ser mamá. Claro, ambas cosas deberían ser una. Pero recuerda que no debes olvidarte de lo que te gusta y mueve. Primero puede ser una película, música o cosas simples. Y a medida de que crecen, tu trabajo o actividades. Ten tu escape, algo que te conecte a ti misma.


4. Tu pareja debe amarte tanto o más que tú

Una vez oí esto. Sí, también suena absurdo. Pero hombres y mujeres somos distintos. Quizás hoy no comprenda el total significado, pero se trata de tener a alguien junto a ti que comprenda de igual manera el compromiso. Si se aman demasiado, siempre pensarán lo mejor del amor del otro. Y eso es lo que está bien. Alguien que esté codo a codo contigo a la hora de la paternidad.


5. No importa cuan cansada estés, no dejes que te mantengan

Cada quien elige su estilo de vida, pero así como necesitas tener algo que te distraiga, asegúrate de no volverte demasiado dependiente. Ni que tu pareja lo sea de ti, en especial cuando hay hijos de por medio. Que ambos puedan ser independientes, en especial en lo económico. Y, a la vez, ver en conjunto a sus hijos crecer.