¿Lo material nos separa de nuestra familia?

 

Scott y Gabby Dannemiller son un matrimonio de Tennessee, Estados Unidos, que decidió vivir un año sin ir de compras. Ellos les dijeron a sus hijos, Jake de 9 y Audrey de 7 años, que durante todo ese tiempo tendrían tres reglas:

  1. No comprarían nada a no ser que fuera comida o productos de higiene.
  2. Si algo se rompía había que repararlo o buscar algo que estuviera en la casa para reemplazarlo.
  3. Sólo gastarían dinero en regalos que fueran donaciones de caridad o una experiencia que pudiera ser compartida con alguien más. 

12043182_10153681633309485_3210446208968956912_n

“Sentimos que todas estas cosas nuevas se estaban interponiendo en el camino de lo que era realmente importante. Teníamos ese pensamiento interno constante de estar todo el tiempo adquiriendo cosas. Una casa más grande, un coche nuevo, ropa distinta, y todo por consumir”.

-Scott Dannemiller-

12031450_10153643224849485_2870637131683710567_o

Esto significaba que no habrían nuevos juguetes, ropa, zapatos, móviles ni nada material para esta familia. Scott incluso escribió un libro donde relataba las crónicas de esta experiencia “Un año sin compras:una misión familiar para detener las compras y empezar a conectarnos”.

740679_10151317752029485_724001635_o

Esta filosofía de vida no fue fácil. Y menos al principio. Cuando iban a un lugar y sus hijos pedían algo, ellos tenían que decirles que no porque no lo necesitaban. Scott subió un poco de peso los primeros meses de adaptación y tuvieron que superar momentos que fueron complicados porque no estaban acostumbrados a este estilo de vida.

11088561_10153198435879485_2709105386241677970_n

Por ejemplo, Scott viaja mucho y una vez se le rompió su maleta. Como tenía que arreglarla o usar algo que estuviera disponible en su hogar, no le quedó otra opción que realizar sus viajes de negocios cargando la maleta color lavanda y en miniatura de su hija. 

“No calzaba con quien era yo y tuve muchos problemas con eso. Pero me enseñó que si pensaba que la maleta decía algo acerca de quién era, estaba juzgando a las personas por lo que tenían y eso no es lo correcto”.

-Scott Dannemiller-

1922317_10152781575859485_3727184440554576664_n

Gabby se complicó cuando tuvo una boda y no tenía un vestido para ponerse, pero una amiga le prestó. Y cuando sus hijos iban a cumpleaños, ellos llevaban de regalos soda con dulces para que vieran cómo explotaban en sus bocas. Al principio se preocupaban de qué pensarían los padres por esos regalos, pero luego se dieron cuenta de que estaban llevando algo para los niños y que a ellos siempre le encantaban esas cosas.

406633_10151280674129485_1168047152_n

Cuando se terminó esta misión, esta familia confesó haberse unido mucho más porque sólo gastaron dinero en experiencias que hizo que se pudieran conectar y conocer más.

1008768_10151667109914485_414013511_o