Gary Chapman: Los 5 lenguajes del amor

¿Por qué a veces no nos sentimos amados o no logramos que nuestra pareja se sienta amada? Gary Chapman sostiene que todos hablamos distintos lenguajes del amor, y propone que descubramos el nuestro y el de nuestro cónyuge para fortalecer el vínculo.

Para recibir y transmitir amor, en la pareja, pero también en la familia, con nuestros hijos y padres, es bueno entender que distintas personas tienen distintos “lenguajes del amor”. No existe una sola y única manera de comunicar mi amor a mi pareja, sino que existen, al menos 5 lenguajes de amor diferentes, reconocidos así por el autor Gary Chapman.

Chapman propone que identifiquemos nuestro lenguaje y el de nuestra pareja para recibir y comunicar amor. ¿Cuáles son estos lenguajes?

1. Palabras de afirmación. 

Son los elogios verbales, palabras de aprecio y reconocimiento. Son aquellas palabras poderosas que inspiran y transmiten valor, seguridad y confianza a la persona amada. Esta habilidad requiere empatía.

2. Actos de servicio 

Son aquellas cosas que hacemos por la persona amada, porque sabemos que lo apreciará, que le gusta, aunque a nosotros quizá no tanto. Puede ser ordenar la casa antes de que llegue, organizar una cena con sus amistades, ayudarle en un proyecto suyo… Requieren planificación, tiempo, energía y que se haga por amor, no por sola presión u obligación. Expresa respeto a lo que el otro valora.

3. Toque físico 

Este lenguaje de amor incluye desde el sexo hasta una simple caricia, tomarse de las manos, un masaje, abrazarse, sentarse juntos a leer un libro…

4. Regalos 

No se trata de “grandes y caros regalos” sino de gestos, como una notita, un mensaje, una flor silvestre. Significa que piensas en la otra persona. Es un símbolo visual del amor con gran valor emocional para los que disfrutan con este lenguaje.

5. Tiempo de calidad 

Es el tiempo compartido de calidad y unión. No se trata de estar en el mismo espacio físico, de simple proximidad, de estar haciendo dos cosas diferentes a la vez; sino de estar en unión y atención plena entre las dos personas que somos. Las actividades compartidas son el vehículo para crear el sentido de unión, de proyección conjunta. A menudo basta con un café, juntos, solos, hablando. Las conversaciones de calidad, que expresan pensamientos, sentimientos, frustraciones y deseos con respeto y escucha atenta, se incluyen en este tiempo de calidad.

 

Podés conocer más sobre el pensamiento de Gary Chapman, entre otros autores, en el curso Educación Global en el Amor.

WhatsApp Consultanos!